Finanzas

Maneja tus finanzas

Luis-Enrique-Fernando-Molina-maneja-tus-finanzas

Maneja tus finanzas

Administrar tus finanzas de manera responsable no es fácil, sin embargo no sólo te ayudará a asegurar el futuro, sino con alcanzar objetivos a corto, mediano y largo plazo en temas tan concretos como salir de vacaciones o comprar una casa. Entre muchos profesionales, prevalece la tentación al despilfarro, por ello a partir de hoy Maneja tus finanzas.

Elimina deudas

Aprovecha los aumentos de sueldo, bonos, aguinaldos o fondos de ahorro que recibiste a fin de año para quitarte deudas de encima. Si el nivel de tus pasivos es tal que te sientes en una situación sin salida, pide ayuda.

Busca orientación con tu institución financiera, las agencias de protección al consumidor de tu estado, familiares y amigos de confianza. Es muy importante que seas muy sincero y realista a la hora de fijar la suma que pagarás mensualmente.

Controla tus tarjetas de crédito

Una tarjeta debe ayudarte a facilitar el pago de tus gastos y a aprovechar ofertas. La manera más inteligente de usarla es pagar el total de la deuda, algo que en México sólo hace el 30% de los tarjetahabientes.

Dedícale tiempo a tus finanzas

Construir un patrimonio requiere disciplina, constancia y ante todo, que le dediques tiempo. Por lo menos una hora por semana a revisar y analizar tus finanzas.

Comienza por calcular el valor de tu patrimonio: para ello, resta al total de tus activos (aquello que posees, como dinero en efectivo, cuentas de cheques, bienes inmuebles, automóviles, muebles, etc.) todos tus pasivos (préstamos, créditos, saldos de tarjetas de crédito, etc.). Este ejercicio te ayudará a reconocer en qué posición financiera te encuentras.

Arma tu presupuesto

Si eres de los que termina la quincena en rojo, algo anda mal en tu planificación. Y seguro se trata del llamado “gasto hormiga”, esos despilfarros pequeños e innecesarios,

Ayúdate con un presupuesto personal. Apunta durante un mes todos los gastos. Entre más detalles tengan, mejor podrás darte cuenta de cómo debes modificar su patrón de consumo.

Suma los gastos fijos, ya sean mensuales (renta, teléfono, colegiaturas) o aquellos con una periodicidad trimestral, semestral o anual (impuestos, seguros, etc.), de los que debes calcular su cantidad mensual correspondiente. Una vez consolidados tus gastos, analízalos y elimina aquellos que consideres superfluos.

Por último, haz una distribución de tu sueldo del próximo mes de acuerdo a tus prioridades. No olvides destinar un porcentaje al ahorro, en lo posible no menos del 10%. Hazlo un gasto fijo de tu presupuesto.

Tal vez te interese Claves del Éxito

Ahorra con una meta

El dinero debe ser un medio para ayudarte a alcanzar un objetivo, y no un fin. Una vez establecida esa meta, y con base en tu presupuesto, debes diseñar un plan financiero para alcanzarla que incluya los siguientes puntos:

– Objetivo de la inversión.
– Plazo.
– Capital inicial.
– Instrumentos de inversión.

No olvides tener la disciplina para seguir esa estrategia de inversión.

Pon tus ahorros a trabajar

No dejes tu dinero escondido. No sólo puedes invertir en instrumentos financieros, sino también en un bien de capital para iniciar el negocio propio o hasta en ti mismo, en hacer ese diplomado en para conseguir un mejor empleo.

Lo importante es que definas cuáles son los recursos que puedes invertir, qué metas quieres alcanzar y qué riesgos estás dispuesto a correr. Acércate a las instituciones financieras para que te ayuden a definir tu perfil de inversionista y a tomar las mejores decisiones.

Por último, recuerda… No esperes ganancias espectaculares a corto plazo. No te desanimes, mide tus riesgos y se paciente.

Luis Enrique Fernando Molina Galeana

Comment here